QUITO EXAMINA LA AYUDA ECONÓMICA PARA LA DISPERSIÓN VENEZOLANA

Los representantes de 13 países de América Latina y de las Naciones Unidas iniciaron el pasado lunes en Quito una reunión de dos días para evaluar el apoyo financiero internacional a los planes de ayuda conjunta para unos 3,5 millones de venezolanos que huyeron de la crisis en su país.

El trabajo se enmarca en la tercera reunión técnica internacional del llamado «Proceso de Quito», que el gobierno ecuatoriano está promoviendo a nivel regional para coordinar esfuerzos ante la ola migratoria.

La región ya se ha comprometido a esbozar mecanismos para regularizar a los migrantes porque se encuentran en dificultades debido a la falta de documentos de viaje.

venezolana necesita respuestas regionales, dijo el canciller ecuatoriano, José Valencia, en una reunión con enviados de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

En la actualidad Venezuela, que ha sido excluida en las dos reuniones anteriores, está representada por René De Sola, embajador en Quito, nombrado por el líder parlamentario Juan Guaidó y reconocido por más de 50 países bajo el liderazgo de Estados Unidos como presidente interino de Venezuela.

Durante el mes de noviembre, se comprometieron los países de América del Norte y del Sur, Europa y Asia, así como las Naciones Unidas y las autoridades financieras, a aportar alrededor de 550 millones de dólares sólo en Ecuador para participar en los cerca de 250.000 venezolanos registrados que viven allí.

Valencia informó que, según la ONU, cerca de 3,5 millones de venezolanos (10% de la población) han abandonado su país en los últimos cuatro años debido a la situación económica, política e institucional.

Millones fuera de Venezuela

La ONU espera que para finales de 2019 lleguen a un total de 5,3 millones de personas, la mayor crisis humanitaria de paz en América Latina.

En 2018, más de un millón de venezolanos ingresaron a territorio ecuatoriano y la mayoría continuó su viaje hacia el sur, agregó. «Ecuador confía en que la crisis económica y estructural en Venezuela pronto encontrará una solución política sin violencia por medios pacíficos y democráticos entre todos los venezolanos», dijo el canciller ecuatoriano.

Añadió que dicha salida debería producirse con «elecciones libres y transparentes lo antes posible».

En la actualidad, la población venezolana enfrenta la crisis más grave de su historia reciente, con hiperinflación, falta de productos básicos y graves interrupciones en la atención de la salud y los servicios públicos.

Leave a Reply